Historia

La tasa media de crecimiento de la acuacultura a nivel mundial es del 8.8%, y en la actualidad México presenta una tasa media de crecimiento del 4.5 %. En contraste, el 75% de las pesquerías han alcanzado su máximo rendimiento sostenible. Esta situación no es inesperada, sino que corresponde al supuesto básico de la mayoría de los debates y estudios sobre el futuro del sector pesquero.

Por lo anterior, se muestra un continuo crecimiento de la contribución de la acuacultura al suministro mundial de peces, crustáceos, moluscos y otros animales acuáticos, con fines de alimentación. Este crecimiento sigue siendo más rápido que el logrado en cualquier otro sector de producción de alimentos de origen animal, en todo el mundo.

Específicamente el desarrollo de la acuacultura comercial da inicio en México a principios de los años 70 con la producción de tilapia, carpa y trucha arcoíris. La actividad progresó rápidamente a finales de los años 80 con avances en el cultivo de camarón. Para 1990 la producción era relativamente grande, 5,000 t de tilapia, 780 t de trucha arcoíris, 7,600 t de carpa común, 600 t de bagre y 4,371 t de camarón blanco del Pacífico (Litopenaeus vannamei). Hoy por hoy, la industria acuícola ha superado la capacidad productiva de industrias de producción primaria, como la agricultura y la ganadería.

Para satisfacer las necesidades de una acuacultura en desarrollo en México, de conformidad al artículo 27 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, es urgente reconsiderar los objetivos de la educación e investigación en acuacultura, ya que la preocupación actual es alimentar a nuestra creciente población mundial y se argumenta que se deben focalizar las acciones en el mantenimiento de los ecosistemas para aumentar los rendimientos y la producción. Las pesquerías proveen, a nivel global, casi el 20% de la proteína animal consumida por el hombre, y la acuacultura, como industria de producción primaria, es continuamente discutida, de manera optimista, como una estrategia para la sustituir las cada vez más a las escasas capturas. Esto implica, que se considere que la acuacultura contribuirá al suministro global de alimentos en la misma magnitud al incremento de la población.

Es por ello relevante que se establezcan investigaciones enfocadas al desarrollo de biotecnologías que permitan remplazar la producción del ecosistema e incrementar la seguridad alimentaria global, así como incrementar la demanda de otras especies, especialmente las nativas de cada región, como componentes de los alimentos acuícolas y que permitan el incremento de la cantidad de proteína disponible para el consumo humano.

Con la reforma de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal y de la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables (LGPAS), mediante Decreto Presidencial publicado el 24 de julio de 2007, correspondió a la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) mediante el Instituto Nacional de Pesca, aprobar y expedir la Carta Nacional Acuícola, publicada en el Diario Oficial de la Federación el día 31 de enero de 2011.

Por esta razón la Dirección General de Ordenamiento Pesquero y Acuícola al llevar los trámites y otorgar los títulos en materia de acuicultura en aguas de jurisdicción federal mediante su personal ha identificado varios puntos críticos en este proceso, por esta razón en primer lugar se inició con la modernización, automatización y digitalización de los catálogos y bases de datos de los trámites y títulos acuícolas y pesqueros con el propósito de tomar decisiones en el otorgamiento de los títulos de una manera más rápida, eficiente y precisa, así como acelerar los tiempos de respuesta y brindar un mejor servicio público a los interesados.

Por lo que se tomó la iniciativa de utilizar ciertos datos que son de uso exclusivo de personal de esta Comisión Nacional con sus respectivos filtros, regulados por la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental para lanzar un portal que sirva como auxiliar a los interesados en realizar acuicultura a nivel nacional llamado Acuasesor, el cual es de carácter informativo.

Lo anterior debido a que constantemente personas interesadas en emprender proyectos acuícolas no tienen en claro ante que autoridad competente y que trámite someter tomando en cuenta diferentes variables, tales como: la situación legal y ubicación del área o predio donde se pretenda realizar el proyecto, la distribución y biología del organismo que se pretenda cultivar, el propósito del cultivo (larvas, alevines, engorda, etc.), las artes de cultivo y/o recolecta para llevar a cabo el proyecto.

Es por eso que mediante el Acuasesor el interesado desde el inicio tendrá una guía precisa para desarrollar un proyecto acuícola mediante cinco parámetros relacionados y sesgados: Grupo General, Especie, Entidad, Interés acuícola y Zona de cultivo. Después de ingresar estos parámetros se proporciona una guía con información científica y técnica la cual es actualizada constantemente por aportaciones, experiencias, hipervínculos y publicaciones de instituciones académicas, científicas así como del sector Acuícola productivo. También se brindan diversas aplicaciones de uso libre que auxiliaran al interesado tales como: un calculador de superficie para proporcionar el área aproximada de operación, un convertidor de coordenadas en la que mediante georeferenciación se le permitirá verificar que el área solicitada no se encuentra traslapada con otras áreas ya ocupadas por un título o en trámite, un análisis financiero que permitirá identificar la rentabilidad del cultivo por medio de la captura de diversos gastos, la siembra, tasa de supervivencia y precio de compra del organismo, cosecha, tasa de conversión alimenticia y ganancias para realizar una corrida financiera a diez años.

Por la parte administrativa se proporcionará una guía precisa de los trámites y títulos que se pueden solicitar ante las diferentes dependencias gubernamentales así como con los apoyos que brinda el Gobierno Federal a las personas interesadas en realizar proyectos acuícolas.

Después de que el interesado ha evaluado cual es el esquema y trámite que se le adecua más a las necesidades y características de su cultivo se puede solicitar de manera electrónica un trámite ante esta Comisión Nacional previo a presentar y cumplir con todos los requisitos que marca la Ley General de Pesca y Acuacultura Sustentables así como el Reglamento de la Ley de Pesca. Al ingresar el trámite se generará un folio único de identificación del trámite.

Por ultimo después de que el interesado ha ingresado su trámite este podrá consultar el estatus del mismo en tiempo real mediante el ingreso del folio generado.
Portal donde deberá presentar los informes sobre los apoyos otorgados y los reportes técnicos anuales que amparan las actividades de un título acuícola.
Información estadística sobre la producción pesquera y acuícola.
Capas de información geográficas. Conformada por capas de títulos acuícolas, Áreas Naturales Protegidas, zonas RAMSAR y áreas de aptitud acuícola.
Aplicación que permite visualizar la trayectoria de huracanes y ubicar el polígono de un título acuícola autorizado.
La gestión de trámites competentes a esta Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca es un proceso gratuito y no involucra ningún cobro por parte de cualquier servidor público.
"Este Programa es público, ajeno a cualquier partido político. Queda prohibido su uso para fines distintos a los establecidos en el Programa."